ENTREVISTA A PETER HANSEN, DIRECTOR DE CAIXABANK EN INDIA

Peter Hansen

Peter Hansen, Director de CaixaBank en India

“India es a la vez mucho más y mucho menos de lo que a veces pensamos.”

Peter Hansen es el Director de la oficina de CaixaBank en India. De nacionalidad Danesa, nacido en Mumbai y español de corazón, nos ha contado sus experiencias e impresiones sobre India, su país de adopción.

INDOLINK: ¿Qué haces en India y cuanto tiempo llevas aquí?

PETER HANSEN: Nací en Mumbai hace 53 años donde viví hasta los 12 y medio. A esa edad me enviaron a estudiar a Europa donde pasé la otra mitad de mi vida. Volví a India a finales de los noventa como Consejero Comercial para la Embajada de Dinamarca, debido a que soy danés de nacionalidad, aunque español de corazón ya que mi mujer e hijos son españoles y he vivido 23 años en España.

Seguidamente, monté la oficina de P4R en India y fui también director de una importante ONG en India.

Si acumulamos todas mis estancias puedo decir que llevo 23 años viviendo en diferentes partes de India, Mumbai, Delhi, Orissa,…

Actualmente soy el Director de la oficina de CaixaBank en India desde 2008.

IL: ¿Cuál es tu historia, cómo así que naciste en India?

PH: Todo comienza antes de nacer yo. Mi padre, que era ingeniero, fue uno de los pioneros de Larsen & Toubro. Llegó a India a finales de los años 40 contratado por los fundadores de L&T, cuando aún era una pequeña empresa. Juntos construyeron el imperio industrial que es hoy. L&T colabora también con muchas empresas españolas hoy en día.

Mis padres vivieron 30 años en India.

IL: Así que viviste tu infancia en la India y luego después de vivir en Europa decidiste repetir los pasos de tu padre y volver a India esta vez para trabajar ¿Cuáles eran tus principales preocupaciones en lo personal y profesional antes de venir?

PH: Sí, nacer y vivir aquí es una cosa y venir después con tu familia otra muy diferente. Cuando se me presentó la opción de trabajar aquí la principal preocupación era que mi mujer y mis dos hijos se pudieran integrar en el estilo de vida de aquí y poder apreciar y disfrutar la vida en Delhi, y puedo decir que lo hemos conseguido plenamente.

IL:¿Qué es lo más positivo?

PH: Lo más positivo ha sido la experiencia en trabajo social a la que tanto mi mujer como yo hemos  dedicado una parte importante de nuestras vidas. Creamos una ONG, Corazones de India, mediante la cual hemos financiado muchos proyectos de educación y salud, hemos apoyado escuelas, hogares de acogida, ambulancias, etc. Es la continuación de mi trabajo como director de la ONG en india en la cual trabajé.

Además de esto destacaría también como algo positivo, la dinámica de la vida y la sociedad india en esta época que nos ha tocado vivir. Todo está por hacer, hay grandes oportunidades. No me refiero únicamente en el sentido de negocio, sino también en lo personal. Es una cultura fascinante, muy diferente a la nuestra, con una faceta y dimensión propia en lo espiritual e intelectual que a nivel personal puede ser muy interesante.

IL: ¿Y las principales dificultades? ¿Qué fue/es lo más duro?

PH: Teniendo asumido todo lo demás, diría que lo más duro resulta ser el clima y la contaminación. El clima de Delhi es muy extremo. En invierno es frío y las casas no están bien preparadas para temperaturas bajas. Y en el verano hace muchísimo calor, es uno de los puntos de más calor de India, dónde se pueden alcanzar los 47ºC. Cuando empieza el monzón baja algo la temperatura pero se le añade la humedad siendo la combinación muy desagradable.

IL: Con lo que sabes ahora, ¿qué cambiarías si volvieses a empezar?

PH: No cambiaría nada. Con los años y gracias a la experiencia he aprendido a ser más tolerante, flexible, a aceptar las cosas como son y a no tener demasiadas expectativas ante las cosas y la vida diaria.

IL: ¿Has venido con tu familia? ¿Cómo está siendo para ellos?

PH: Como he dicho antes, se integraron perfectamente, tanto mi mujer como mis hijos. Ha sido una gran experiencia positiva. Mi mujer llegó en el 97 con una enfermedad diagnosticada como incurable en España, fibromialgia. En India, gracias a lo que ha aprendido sobre el poder mental y lo que uno puede hacer para sanarse a sí mismo, consiguió curarse. A cambio, ella ha dedicado su vida profesional y personal a ayudar a otras personas a intentar superar y erradicar sus enfermedades y problemas  a base de desarrollar este poder mental.

IL: ¿Planes de futuro?

PH: De momento no hay fecha de caducidad en lo referente a nuestra vida en India. Nos quedaremos un tiempo más e iremos viendo año por año. Aunque la vida aquí no es sencilla, de momento seguiremos.

IL: ¿Qué tal va el proyecto que diriges?

PH: Va muy bien. Gracias a las empresas españolas que siguen viniendo o trabajando desde España con India. La situación económica ha forzado a estas empresas a ir a países como  China e India y esto ha sido beneficioso para el desarrollo de nuestro negocio en India. Un creciente número de empresas españolas está interesándose por este país.

IL: ¿Cuáles son vuestros (empresa) planes de futuro en India?

PH: De momento no hay un plan más allá de tener una oficina de representación. El objetivo de la oficina de representación es aprender más del sector bancario para poder evaluar y decidir cuál sería la estrategia y los siguientes pasos a dar. Un paso natural sería tener presencia más local.

IL: ¿Qué potencial crees que tiene vuestro sector en India?

PH: El sector bancario aun está restringido en India. Se pueden abrir sucursales mediante un trámite largo y caro. Si se opta por una entrada indirecta como la compra de un banco indio, el techo es un 5% de capital, con lo cual, no se dispone de ningún poder de decisión.

Estamos esperando la apertura del sector la cual nos brindará nuevas posibilidades.

IL: ¿Ves oportunidades para otras empresas españolas?

PH: Sí, por supuesto, existen grandes oportunidades. Por aquí se me conoce como uno de los más optimistas respecto a las posibilidades de India y su futuro. Siempre que los empresarios hagan sus deberes y no se hagan falsas ilusiones, la cual suele ser una de las razones de su fracaso.

Si se estudia bien el mercado y se tiene paciencia, hay oportunidades en casi todos los sectores. En estos momentos se está dando prioridad e invirtiendo mucho dinero en el sector de infraestructuras, todo lo relacionado con la energía, etc. Las empresas tanto grandes como pequeñas del sector de las energías renovables que están viniendo, están teniendo bastante éxito. Igualmente veo potencial en los sectores relacionados con la maquinaria, sector químico, etc.

 IL: ¿Cuáles son en tu opinión las claves para tener éxito en India?

PH: En primer lugar, informarse bien antes de empezar. Siempre digo que no hay que inventar lo que ya está inventado. Lo más práctico e interesante es contactar con empresas españolas que ya están en India y consultar con ellos. En el extranjero la gente está más dispuesta a compartir su experiencia (a diferencia de en su propio país), incluso si son de sectores similares o complementarios.

En segundo lugar, apoyarse en profesionales desde el principio: consultores, abogados, gestores que son necesarios para dar los primeros pasos de establecimiento. Que inviertan los recursos suficientes para contar con la ayuda de estos profesionales que son necesarios.

Tercero, no sobreestimar ni infravalorar el tamaño de su mercado potencial. Hay gente que se basa en los simples números de los titulares a la hora de valorar su mercado objetivo. India es a la vez mucho más y mucho menos de lo que a veces pensamos. En ocasiones, encuentras de todo y otras veces no hay nada de lo que quieres. Yo, a menudo utilizo el siguiente ejemplo para explicar la paradoja de lo que es  India: imagina una autovía con 2 carriles. En un carril van los BMWs y Mercedes a 120 km/h, mientras que en el otro carril están los carros y carretas que va a 15 km/h. Ambos existen, conviven e incluso dependen el uno del otro.

Cuarto, tener un compromiso a largo plazo. A India no hay que venir con la idea de hacer negocios de forma rápida. No funcionará. Es imprescindible la visión a largo plazo. Relacionado con esto, hay que estar dispuesto a revisar los planes, ya que es difícil hacer planes realistas, sobre todo, en cuanto a la duración de los proyectos.

En caso de que por el tipo de sector, se opte por entrar con un socio local, la selección del partner será la clave del éxito en el país. Hay que elegir muy bien con quién unirse. Es como un matrimonio indio, no se escoge por amor sino por conveniencia.

IL: Qué le dirías/aconsejarías a un empresario que acaba de desembarcar en India con la idea de establecer un negocio.

PH: Que se deje los prejuicios y preconceptos sobre India en casa. Que venga con la mente abierta. En India todo es posible si se tiene una actitud positiva y se está dispuesto a adaptarse a su mentalidad.  Y hay que ser paciente, los resultados vendrán seguro, si se cumple lo importante.

IL: ¿Algún libro que recomiendes especialmente?

PH: “Un pacto de amor” de Anna Ferrer, viuda de Vicente Ferrer, que he leído recientemente. Da una visión sobre lo que es la India rural que la mayoría de gente desconoce y de la que es tan fácil enamorarse y que no tiene nada que ver con la urbana. Muestra el amor por el pueblo, el proyecto de Vicente y la gente pobre. Es una lección de humildad.

 

 

 

 

 

Otras entrevistas a expatriados en India

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: