No es Modi todo lo que reluce en la economía india

La economía india ha experimentado signos de mejoría en el primer año de Narendra Modi en el poder, que se cumple el próximo día 26, pero las reformas más esperadas por los inversores están bloqueadas por el complejo sistema parlamentario del gigante asiático.

Modi llegó al poder hace un año con un programa electoral centrado en la recuperación de un economía ralentizada en su ritmo de crecimiento por debajo del 5 % tras una década de aumentos anuales del 8 %.

“Muchas agencias internacionales pronostican una perspectiva positiva para la economía india”, defendió en declaraciones a Efe Meenakashi Lekhi, portavoz del Bharatiya Janata Party (BJP), el partido del primer ministro.

El Fondo Monetario Internacional, la OCDE, el Banco Asiático de Desarrollo, Moody’s o Standard & Poor’s respaldan estas buenas perspectivas, con pronósticos de crecimiento “del 7,5 % este año y el próximo, uno de los más rápidos del mundo”, subraya Lekhi.

Campañas como “Limpia India”, lanzada con un Modi barriendo la calle; la que impulsó para bancarizar la pequeña economía consiguiendo cerca de 150 millones de cuentas corrientes para pobres, un récord Guinness; o “Make in India” (Fabrica en India) para atraer inversores son una realidad en el primer año de Gobierno.

Pero las grandes reformas anheladas por los inversores nacionales y extranjeros han chocado con la maquinaria parlamentaria y han quedado bloqueadas en el Rajya Sabha (Senado), donde el partido que sustenta al Gobierno no tiene la aplastante mayoría que si maneja en el Congreso desde las elecciones de mayo de 2014.

Mientras tanto, la rupia se ha revalorizado frente al dólar y al euro, y el índice selectivo Sensex de la bolsa de Bombay, la capital financiera india, comenzó el año disparado.

En marzo alcanzó su récord rompiendo por primera vez la barrera de los 30.000 puntos, aunque también mayo sufría sonoras caídas.

La rupia se apreció frente al euro más por el errático comportamiento de la divisa europa y se depreció gradualmente frente al dólar (de 58 en junio del año pasado a 63 en la actualidad), mientras en el Parlamento no avanzaban reformas como la conocida como Ley de Tierras, para desbloquear infraestructuras.

“Nadie está seguro de cómo va a terminar, pero es necesario resolverlo para reducir los condicionantes -en la construcción de infraestructuras- y es impredecible lo que pasará, porque depende de muchos factores”, asegura a Efe el prestigioso economista indio Subir Gokarn.

El Gobierno pretende facilitar la expropiación de terrenos agrícolas pero la oposición, liderada por el Partido del Congreso, la ha frenado en el Senado calificándola de contraria a los pobres y en especial a los campesinos.

Gokarn, del instituto Brookings en la India, advierte de que no se está “alcanzando todo el potencial” que tiene el país debido a ciertas “prácticas políticas”, en referencia al bloqueo de reformas en el Parlamento o en los tribunales en vez de “recurrir al consenso” por el bien general del país.

Las grandes reformas estructurales chocan con la maraña burocrática y administrativa, como la que pretende la unificación de impuestos en uno de los mayores mercados del mundo con cerca de 1.250 millones de personas pero en el que los productos pagan tasas incluso al pasar de estado a estado dentro del país.

El largo y enrevesado proceso de aprobación de leyes en la India necesita de hasta tres lecturas en cada cámara, amén del paso por comités en lo que pueden ser enmendadas artículo a artículo, y aunque existen mecanismos para agilizarlas, se ha recurrido a ellos en muy contadas ocasiones.

El propio ministro de Hacienda, Arun Jaitley, se ha quejado del hándicap que conlleva que una cámara de elección indirecta como el Senado pueda contradecir por sistema a otra salida de las urnas, como lo es la Cámara Baja.

“Puede pasar de vez en cuando, pero no puede pasar ley tras ley, sesión tras sesión”, se lamentaba en el diario local The Indian Express.

La era Modi viene avalada por “un buen comienzo, aunque ahora necesita moverse más rápido en cosas como el Impuesto de Bienes y Servicios (que busca una unificación del IVA) y enviar una nueva señal de confianza”, puntualiza el presidente de las Cámaras de Comercio e Industria Asociadas de la India (ASSOCHAM), Rana Kapoor.

Sin embargo, la reforma de este impuesto, tal vez la mayor revolución fiscal en el país desde su independencia hace 67 años, queda de momento pendiente de próximas e interminables sesiones parlamentarias.

Fuente; es.finance.yahoo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: