India está construyendo millones de inodoros; el reto es que se usen

81dfa4630c4aba0aec5ed1f28a523e2c85c87f18La campaña de saneamiento de Narendra Modi quiere dar 60 millones de baños nuevos.

Rameshwar Natholi recibió un regalo inesperado del gobierno hace poco, cuando los obreros acudieron a su modesta casa en el estado norteño de Uttar Pradesh y construyeron un nuevo baño en su patio. Natholi, un trabajador agrícola, dijo que nunca quiso uno. La mayoría de la gente en su pueblo ha hecho sus necesidades en los campos abiertos durante años.

Pero como parte de la campaña Clean India del primer ministro, Narendra Modi, para proporcionar nuevos baños sanitarios a más de 60 millones de hogares para el 2019, Mukhrai ha estado en medio de un auge sanitario desde abril.

Más de 53% de todos los hogares de la India -70% en los pueblos- carece de un inodoro. La falta de saneamiento y el agua infectada causan 80% de la morbilidad que aflige a la India rural, y la diarrea es una de las causas de muerte en niños menores de cinco años, según la Unicef. Modi aseguró que esto es una vergüenza para un país que tiene aspiraciones globales y que es degradante para las mujeres. Pero la construcción de retretes es la parte fácil. Hacer que la gente aprenda a usarlos es el verdadero reto, según los funcionarios.

“Nunca nos preguntaron por un inodoro. Ahora estamos atascados con él” expresó Natholi, de 22 años, cuando abrió en cuclillas el inodoro nuevo para demostrar que no se ha utilizado. Su padre de 62 años de edad, miró y sacudió la cabeza: “Tener un inodoro tan cerca de la casa no es una buena idea. El pozo es demasiado pequeño, se llena rápidamente. No quiero la molestia de limpiarlo con frecuencia. Salir al campo abierto es más saludable. La brisa afuera es mejor que estar sentado dentro de esta pequeña habitación”.

Modi ha hecho la construcción de espacios sanitarios y de saneamiento un grito de guerra desde octubre pasado. Él ha enlistado a grandes empresas para ayudar. En el 2014, su gobierno construyó más de 5.8 millones de retretes -más que los 4.9 millones del año anterior. Pero los informes muestran que muchos de ellos no han sido utilizados o que están siendo utilizados para almacenar grano, ropa o para sujetar cabras, frustrando la revolución del excusado de Modi.

“A pesar de que aceleramos la construcción de inodoros, ahora hay mucho más que hacer para convencer a la gente de usarlos”, comentó Chaudhary Birender Singh, ministro de India para el desarrollo rural, el saneamiento y el agua potable. “Durante mucho tiempo, hemos supuesto que si los baños están construidos, la gente los utilizará automáticamente. Pero tenemos que vigilar con diligencia el uso durante cierto lapso y recompensar con incentivos en efectivo a los consejos de la aldea en cada etapa. Sólo entonces se convertirá en un hábito diario”.

El presupuesto del gobierno para aumentar la conciencia se mantuvo en gran medida sin utilizar durante años. Se declaró que miles de aldeas habían terminado con la defecación al aire libre desde el 2006, pero muchas han regresado desde entonces a la práctica.

Los críticos también argumentan que la gran carrera de aseo del gobierno se ha convertido en un vórtice de la corrupción en que los aldeanos y los intermediarios desvían dinero mediante la creación de movimientos contables falsos sobre la construcción del inodoro.

Después de años de promoción del uso del inodoro para defender los beneficios para la salud, muchas regiones de India comenzaron a utilizar a las mujeres como embajadoras del tocador. Se instó a las novias a huir de sus novios en cuyos pueblos no tenían inodoros. La campaña ha comenzado a promover los inodoros como clave para la seguridad de las mujeres.

Numerosos anuncios de televisión y señales en las paredes de la aldea piden a las familias prohibir a sus hijas y nueras defecar al aire libre. Pero una consecuencia no deseada de esta campaña ha sido la percepción de que los baños son sólo para las mujeres.

“Los hombres pueden ir a los campos abiertos, pero para las mujeres que usan velos todo el día, un baño en la casa es una buena idea”, admitió Sarvesh Sharma, de 28 años, con el rostro cubierto en Mukhrai, frente a su inodoro medio construido.

En el estado sureño de Karnataka, se utilizó una película sobre padres responsables de hijas adolescentes para lograr que los hombres construyan baños en sus aldeas.

“Ya sea que te guste o no, son los hombres los que toman las decisiones. Y el saneamiento no es sólo una prioridad para los hombres. Tuvimos que transmitir un mensaje acerca de cómo los inodoros mejoran su hombría”, manifestó Jayamala Subramaniam, director ejecutivo de Arghyam, un grupo en Bangalore, que trabaja en proyectos de agua y saneamiento.

En muchos pueblos, los nuevos baños están siendo utilizados por las mujeres y los ancianos. Los investigadores dicen que las familias utilizan baños con moderación, ya que no quieren llenar los pozos demasiado rápido. Natholi dijo que quiere un pozo de aseo tan grande para que pueda olvidarse de vaciarlo durante 20 años.

Los pobres hábitos de aseo en India tienen poco que ver con el ingreso o el acceso limitado al agua. Están más influenciados por el sistema de castas de India, que tiene siglos de antigüedad, según el cual los miembros del grupo más bajo, antiguamente llamados intocables, fueron obligados a limpiar los desechos humanos.

“El acto de vaciar el pozo de la letrina está asociado con un sistema de castas socialmente degradante”, detalló Sangita Vyas, director general de Rice, un grupo de investigación en Nueva Delhi que estudia problemas de saneamiento.

Una encuesta de la universidad de Rice en 300 aldeas el año pasado mostró que más de 40% de los hogares que tienen un inodoro trabajando todavía mostraba evidencia de defecación al aire libre. El informe reveló que los baños construidos por el gobierno, por lo general más pequeños, es poco probable que se utilicen.

Pero las conversaciones sobre las castas no son parte de la campaña de aseo y saneamiento del gobierno, según los activistas.

“¿Cómo se puede hablar de baños para todos sin liberar primero ciertos grupos de castas del trabajo degradante de la limpieza de los desechos humanos?”, se preguntó Bezwada Wilson, del Movimiento de Trabajadores de Saneamiento. “Para que cualquier programa de saneamiento tenga éxito en India, el gobierno debe mecanizar primero todas las actividades de limpieza de las letrinas, líneas de alcantarillado y fosas sépticas”, añadió.

El saneamiento no es sólo un problema rural. Incluso en las grandes ciudades, sólo 30% de las aguas residuales es tratado y desechado.

“Si todos nosotros empezamos a usar los baños en India mañana, el país seguirá sin estar en condiciones de resolver el problema de salud pública”, acotó Madhu Krishna, oficial de programas para el saneamiento de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Mientras tanto, en Mukhrai, Man Pal Chaudhury, jefe de la aldea de Mukhrai, aseveró que los 114 baños de nueva construcción traerán el cambio, pero no de la noche a la mañana.

“El objetivo es liberar a mi pueblo de la defecación al aire libre. Sin embargo, para eso, todos los individuos tienen que acoplarse”, admitió. “Y eso está a varios años de distancia, concluyó.

Fuente: eleconomista.com.mx

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: