Muchos peligros para la India por delante, a pesar del declive de Modi

FUENTE: Telesur (7/9/15)

narendra-modi-indiaDesde que Narendra Modi comenzó a hacer campaña para ser el primer ministro de la India en 2013, él y su partido, el BJP, daban la impresión de llevar una marcha imparable, que en efecto culminó en una victoria electoral masiva en 2014. La historia del BJP fue así: La anti-incumbencia era muy fuerte, y la gente estaba harta de la corrupción del Congreso. Como Primer Ministro de Gujarat, Modi había dirigido el milagro de Gujarat, llevando dicha zona a un desarrollo sin precedentes en la India. Se pensó, que dada la oportunidad, él podía hacer lo mismo con el resto del país.

Si hubo acusaciones de que también había sido ministro principal durante una masacre organizada de musulmanes en Gujarat en 2002, bueno, ¿hubo alguna prueba? ¿Acaso los tribunales negaron su record limpio? Y de todas formas, con tantas amenazas terroristas que enfrenta la India, tal vez se necesitaba una mano dura como la de Modi para mantener Cachemira en regla, para combatir a los rebeldes Maoístas en el centro de la India y, por supuesto, para hacer frente a Pakistán.

Ninguno de los elementos de la historia era verdad. El economista Jean Dreze demostró que los logros económicos de Gujarat eran de medio pelo. También que “eran anteriores a Modi y en gran parte tienen que ver con la acción pública y con el crecimiento económico”. Nirmalangshu Mukherji demostró que, de hecho, no había ningún record limpio, sino al contrario, había un montón de pruebas de la implicación de Modi en las masacres de 2002 en Gujarat. El Estado indio,mediante el Congreso, había mostrado un montón de “dureza”, si “la dureza” incluye la disposición de violar los Derechos Humanos en Cachemira, Chhattisgarh y en otros lugares en la guerra de contrainsurgencia contra los Maoístas. En cuanto a Pakistán, incluso los líderes más “fuertes” de cualquiera de los dos países deben tener cuidado dada la posibilidad de aniquilación nuclear mutua.

Incluso la victoria electoral no era lo que parecía. Análisis post-electorales de Nirmalangshu Mukherji en Kafila predijeron algo de lo que iba a suceder este año. El análisis de Mukherji argumentaba que el partido de Modi, el BJP, tenía sólo un aumento muy modesto en la votación popular del 19 por ciento en 2009 al 31 por ciento en 2014. El mayor logro del BJP, argumenta Mukherji, fue el método científico utilizado por la campaña de incrementar la lucha comunal en Distritos clave y beneficiarse de estos electoralmente, ganando el número máximo de plazas con el aumento mínimo en el voto popular. Cuando en febrero de este año el BJP fue derrotado en las elecciones legislativas de Delhi, por un partido relativamente nuevo, la AAP, ganando 67 de 70 asientos, se demostró que la marcha del BJP, por cierto, no era imparable.

Modi, una vez incapaz de conseguir visa a Estados Unidos debido a las masacres de 2002, ahora tiene línea directa con Obama, informa el New York Times. La línea directa, si se cree el artículo del NYT, parece ser principalmente para hablar de cómo “contener” a China – un peligroso camino a tomar para los EE.UU. y diez veces más para la India. Y un poco de ruido de sables con Pakistán, por Cachemira, también está sucediendo ahora mismo.

Pero a nivel nacional, las elecciones en Delhi fueron un duro golpe y su programa legislativo se ha visto ralentizado por la oposición. Los medios indios hablan sobre un ‘Resurgimiento del Congreso’: el escritor de izquierda, Badri Raina, analizó el resurgimiento del Congreso en mayo. Modi había planeado una serie de cambios en la Ley de Adquisición de Tierras en la India, cambios para facilitar la transferencia de las tierras de campesinos e indígenas a manos de las empresas. El economista Smita Gupta, en una entrevista en Newsclick, llamóal planeado acuerdo un “retorno a la opresión colonial”. Pero la fuerte oposición en la legislatura ha enviado la Ley de vuelta: ahora hay que esperar por la sesión de invierno del Parlamento.

En una nueva entrevista para Outlook, Arundhati Roy resume estos acontecimientos: “El ataque que enfrentamos es ancho, profundo y peligroso, pero la euforia en torno al gobierno de Modi se ha evaporado bastante rápido, mucho antes de lo que nadie hubiera esperado, me temo que cuando realmente se sientan desesperados se vuelvan peligrosos”. Un ejemplo de este peligro, menciona Arundhati,es el ahorcamiento de Yakub Menon, declarado culpable por participar en una conspiración en una serie de atentados en 1993. Badri Raina escribió sobre la euforia del BJP por los ahorcamientos y el odio dirigido contra aquellos que tienen una posición diferente contra la pena capital, como la llegada del propio ‘Tea Party’ de la India.

Pero hay un objetivo específico del Tea Party de la India, uno de sus abogados que ha hecho el seguimiento del papel desempeñado por Modi en las masacres del 2002: el activista y abogado, Teesta Setalvad, que ha sido blanco de algunas prosecuciones maliciosas y frívolas, así como una campaña organizada de intimidación por parte del BJP – una campaña tan viciosa queha llegado inclusive al New York Times en una historia de David Barrow del 19 de agosto, titulada “Un crítico de Modi desde hace mucho tiempo, es ahora el blanco”

Otra área de peligro donde todos estos hilos confluyen: el valor político de la “guerra contra el terrorismo”,valiosas tierras adquiridas por empresas, la necesidad de superar la legislación que protege a las personas y al medio ambiente – es en el centro de la India donde una activa operación de contrainsurgencia se desarrolla contra los Maoístas, y termina violando los derechos de los pueblos en todo el territorio.

En 2005, el estado de Chhattisgarh fue obligado a reconocer una serie de ‘memorandos de entendimiento’ (MOU) con las corporaciones. Los MOU coincidieron con el surgimiento de la organización paramilitar anti-maoísta, Salwa Judum, de Mahendra Karma. Salwa Judum fue declarada una organización ilegal por el Tribunal Supremo, después de que quemaron aldeas, asesinaron y desplazaron gente en todo el estado. Mahendra Karma fue asesinado en una emboscada tendida por los Maoístas en 2013. Su hijo, Chavindra Karma, creó un nuevo sucesor de Salwa Judum en mayo de este año. El activista Gautam Navlakha, en una entrevista en Newsclick, argumentó que la refundación de Salwa Judum se dio después de una visita de Modi a Chhattisgarh y el anuncio de toda una lista de nuevos memorandos de entendimiento con las empresas. En esto records, el estado se ha distinguido por el arresto “insano e inhumano”de un académico completamente paralizado, N. Sai Baba, porexpresar puntos de vista que simpatizan con los Maoístas.

Modi puede quedarse sin vapor, o puede que encuentre un segundo aire. Los profundos temas que enfrenta la India precedieron su ascenso y continuarán después de que se haya ido: la extraordinaria y mortal desigualdad, la actual apropiación de tierras, la contrainsurgencia en Cachemira y en el centro de la India, y un sistema de justicia que tiene vigente la pena de muerte y que atrapa a los sentenciados en un laberinto burocrático terrible e imposible de salir (ver el libro de Manisha Sethi, “Kafkaland”, por ejemplo). Modi ha canalizado estos problemas en direcciones chovinistas anti-seculares y los ha exacerbado; La India es un lugar más peligroso a causa de Modi y su partido. Pero la resistencia y su lucha han surgido rápidamente. Ha sido sorprendente. Y tal vez haya más sorpresas por delante.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: http://www.telesurtv.net/opinion/Muchos-peligros-para-la-India-por-delante-a-pesar-del-declive-de-Modi-20150907-0026.html#..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: