Talgo se coloca en India en busca de un mercado de 130.000 millones

Fuente: Cinco Días 31/5/2016

El Gobierno indio tiene la vista fijada en el test que ha iniciado Talgo con un tren pendular de nueve vagones entre las localidades de Bareilly y Moradabad, en el norte del país, muy cerca de Delhi.

talgo-india-ferroviario

En juego hay decenas de miles de millones de euros a la vista de que el país planea inversiones en la mejora de su ferrocarril por 142.000 millones de dólares en cinco años.

Pese a que las cifras manejadas vienen de lejos (fueron presentadas al Gobierno español en 2013), el Ejecutivo indio las actualizó en febrero y asegura contar con el respaldo del Banco Mundial, además de negociar créditos blandos de otros financiadores como la Agencia de Cooperación Internacional de Japón. Nomura y Morgan Stanley estiman que un plan de este calado motivará un alza del PIB del 1% a 1,5%.

El gigante asiático trata de mejorar los servicios, con especial hincapié en la velocidad, y está en la encrucijada de invertir en nuevas líneas o, simplemente, en trenes más eficientes (haciendo cambios menores en la actual infraestructura). Sobre la segunda vía incide Talgo.

El fabricante tiene ya un tren en pruebas viajando a 80 kilómetros por hora en la citada línea del estado de Uttar Pradesh. El test se mantendrá durante la primera quincena de junio con el objetivo de llegar a los 150 kilómetros por hora. La segunda fase llevará al Talgo a la ciudad de Mathura, donde el reto es rodar a una velocidad punta de 180 kilómetros por hora. Tal y como avanzó Cinco Días el pasado mes de marzo, la meta final es que el material de la española pueda circular en el principal corredor de India, cubriendo los 1.400 kilómetros que separan la capital política de Delhi del corazón económico Bombay.

Esta última experiencia, según ha informado Efe, incluirá tramos a normal y alta velocidad, oscilando entre los 110 y los 180 kilómetros por hora. El avance de Talgo hasta esta última fase dependerá de los resultados alcanzados en la citada ciudad de Mathura.

Fabricar en el país

Con este examen in situ, la compañía que dirigen Carlos de Palacio y José María Oriol ya ha dado un paso decisivo en busca de las pertinentes calificaciones para próximos concursos de material rodante en India. Talgo, que corre con los gastos, pidió autorización el pasado agosto al Gobierno para llevar su tren de pruebas desde España y ponerlo a funcionar. Un plácet, solicitado por el consejero delegado Oriol al primer ministro Narendra Modi, que se ha hecho esperar a la vista de que la empresa pretendía comenzar a finales de 2015. Dependiendo de los resultados, la dirección se plantea la apertura de una planta en India, donde cuenta con una oficina comercial.

Talgo ha prometido a los responsables de la red ferroviaria que puede elevar la velocidad media de paso rebajando el coste energético un 30% y sin tocar los trazados. India cuenta con un entramado de vías de 60.000 kilómetros.

La velocidad de crucero del material rodante activo es de 80 kilómetros por hora entre las ciudades de Delhi y Bombay. Un viaje que precisa algo más de 17 horas en las actuales condiciones y que Talgo prevé rebajar para cubrirlo en un máximo de 14 a 15 horas, según sus simulaciones iniciales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: