El largo camino de India para convertirse en potencia tecnológica

Fuente. Tabletzona.es. 29/03/2017

Desde hace décadas, Asia ha sido el polo tecnológico mundial junto a algunas naciones europeas y especialmente, Estados Unidos.

Sin embargo, la trayectoria de los diferentes países del continente más poblado del mundo ha sido muy desigual en este y otros aspectos. Las pioneras en esta región fueron sin lugar a dudas, Corea del Sur y Japón, en especial tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en algo más de tres décadas, ha aparecido en el mapa otro actor que está decidido a convertirse en el líder: China. La nación más poblada del mundo, basándose en una fuerza laboral de cientos de millones de personas, y un crecimiento económico sostenido, ha sufrido una transformación considerable en la que la electrónica de consumo y las investigaciones en este campo, se han convertido en un elemento fundamental para el futuro. INDOLINK_INDIA_Registro_Tecnologia_ecommerce

Pero, ¿Qué pasa con India? El número dos en el ránking global de población también aspira a ocupar un lugar destacado en este campo tras consolidarse como un actor de peso en el mundo de las telecomunicaciones. Sin embargo, aún tiene muchos retos por resolver tanto sociales como económicos que le podrían condicionar este ascenso. A continuación os contamos cómo el país del Ganges está actuando para recuperar el terreno perdido y cuáles son los desafíos más importantes.

El contexto actual

La situación de hoy en día en India está muy ligada a la trayectoria que siguen los fabricantes al otro lado del Himalaya. En los últimos años, los costes de fabricación en China se han incrementado a pesar de que aún sigan siendo mucho más competitivos que en otros países vecinos como Japón. Esto ha tenido como resultado que históricamente, las marcas del Viejo Continente y América hayan decidido crear factorías en el país asiático para incrementar sus beneficios.

Sin embargo, el cambio económico que os comentamos antes que está produciéndose en el país del Yangtsé ha dado como resultado que un mayor número de firmas se trasladen a India y en menor medida, a su vecino Bangladesh. Las ciudades de Bangalore, Chennai y Bombay se han erigido como las nuevas factorías de tablets y smartphones. Un ejemplo lo encontramos en Lenovo, que entre 2014 y 2015 trasladó a estas metrópolis parte de su producción. 

Los smartphones, la gran baza

Los terminales móviles de dimensiones más reducidas están predominando por encima de tablets y otros soportes a pesar de que la fabricación de todos ellos siga incrementándose. Este país no es ajeno al contexto mundial de descensos prolongados en los mayores formatos. A esto, se suman las medidas destinadas a atraer empresas emprendidas por el gobierno indio entre las que destacan los beneficios fiscales y las subvenciones, están acelerando la migración. Como veremos más adelante, muchos de los terminales que se fabrican van para el mercado nacional.

Os ofrecemos varios datos para ilustrar este avance: Según la consultora IDC, durante 2017, India se convertirá en el segundo país en uso de smartphones, superando a los Estados Unidos. Por otro lado, según la consultora Quartz, desde 2012, el número de terminales inteligentes ha crecido a doble dígito. Si en 2012 se contabilizaban unos 30 millones de dispositivos de este formato, a finales de 2015, la cifra alcanzaba los 220 millones. Las firmas locales son las que aglutinan el grueso de la cuota de mercado, ya que en muchos casos, los modelos más caros no superan los 100 euros.

¿Hacia una sociedad de consumo?

Antes os comentábamos que gran parte de los dispositivos fabricados en India están dirigidos a satisfacer una demanda interna que va en aumento. Al igual que ya sucedió con China en el pasado, en el país del Taj Mahal está produciéndose un crecimiento económico sostenido que está dando lugar de nuevo, a una clase media en aumento. Si a esto se añade que gran parte de ese segmento pertenece a grupos de población jóvenes que invierten en tecnología, todo apunta a que en poco tiempo, podríamos encontrar una sociedad de consumo masiva en poco tiempo. No obstante, aquí entran en juego otros factores como la renta disponible por habitante, que continúa siendo baja.

Las iniciativas

Antes os contábamos que India pretende situarse como referente tecnológico mundial en los próximos años no solo en la fabricación de dispositivos propios que no sean copias o encargos de las grandes firmas, sino también, en el uso de los mismos. Gracias a planes como Digital India, se está extendiendo el manejo de tablets y smartphones en colegios y todo tipo de instituciones educativas y sanitarias gracias a ayudas para adquirir dispositivos. Por otro lado, encontramos un gran número de marcas locales como Micromax o iBall, que de momento solo operan en su país de origen y los vecinos y que pretenden ofrecer terminales muy asequibles y básicos.

Como habéis podido comprobar, existen gran variedad de contrastes y factores que pueden determinar el rumbo de la electrónica de consumo en un país que pronto superará los 1.300 millones de habitantes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s