India busca inversiones en Europa para sostener un crecimiento por encima del 7%

Fuente. economia.elpais.com. 29/05/2017

Mover un país de 1.250 millones de personas no es fácil. Los cambios son lentos y las inversiones para avanzar, multimillonarias. India se ha convertido en la gran economía con el mayor crecimiento del PIB del mundo: el FMI pronostica un avance del 7,2% para 2017. “El 7% es el crecimiento básico para que en un país como India se pueda seguir sacando a población de la pobreza”, explica un miembro del Gobierno en Delhi. El Ejecutivo ha planeado un enorme plan de inversiones, pero parte del dinero para llevarlo a cabo lo buscan en Europa.

De los 1.250 millones habitantes de India, más de 300 millones viven en la más absoluta miseria. La clase media se ensancha y consume. Pero la pobreza sigue marcando un país que cada año incorpora a 12 millones de jóvenes al mercado laboral y en el que, cada minuto, 30 personas se mudan del campo a una ciudad.

Este mes se cumplen tres años de la llegada del primer ministro Narendra Modi al poder. Carismático y omnipresente en folletos, carteles y televisiones de toda India, este nacionalista hindú logró una desahogada victoria en unas elecciones con récord de participación en el país. Y parece haber sabido defender esa distancia.

En sus tres años de Gobierno, Modi ha logrado algunos golpes de efecto (como la retirada repentina de todos los billetes de 500 y 1.000 rupias de la noche a la mañana para luchar contra el dinero negro), la inflación parece contenida cerca del 5% (frente a los niveles del 10% que rondaba en 2013) y ha lanzado proyectos que, si bien todavía no se han implementado, han calado en la mente de la población como mantras.

Uno de esos proyectos se basa en movilizar una inversión de un billón de dólares destinada sobre todo a infraestructuras. Entre 2014 y 2025, los objetivos son casi faraónicos: seis grandes puertos nuevos, 250 aeropuertos, 100 ciudades convertidas en inteligentes gracias a la digitalización, la construcción de 20 millones de viviendas protegidas al año, un impulso a la fabricación en India… ¿De dónde saldrá el dinero para llevar a cabo esa larga lista de promesas? Modi espera que de inversores privados en países extranjeros interesados en hacer negocios allí. Entre ellos, algunos europeos. De ahí que el primer ministro tenga una agenda diplomática frenética para mostrar al mundo las ventajas de India. india-eu-handshake-flag

El martes Modi llegará a Berlín. De ahí, viajará a Madrid, donde se reunirá el día 31 con Mariano Rajoy, con el rey Felipe VI y donde grandes empresarios españoles e indios realizarán una reunión paralela para tratar de impulsar las relaciones comerciales.

India, repiten en cada rincón del Gobierno, en las patronales y en las reuniones con empresarios, vive un momento dulce. “Creemos que los cambios políticos han sido clave para este punto de inflexión”, explica Payal Koul Mirakhur, vicepresidenta de Invest in India, un organismo público-privado para la promoción económica y comercial del país asiático. “Todos los partidos han comprendido que una economía fuerte y sana es necesaria para el bienestar del país”, asegura.

“Para sacar a un grupo grande de la población de la pobreza, debemos conseguir crecer a medio plazo a entre el 8% y el 9%”, señala Gopal Baglary, portavoz del Ministerio de Exteriores. “India es uno de los países más diversos del mundo. No podemos dejar atrás a las ciudades más pequeñas, porque entonces la brecha crece”, apunta. En India, reconoce este miembro del Ejecutivo, hacer reformas de calado no es fácil ni rápido. Pero Baglary insiste en que Modi está consiguiendo grandes victorias como la eliminación de los billetes de alta denominación o la inminente reforma de impuestos, que implica la entrada en vigor de una especie de IVA común el 1 de julio tras 10 años de preparación, con cinco franjas para gravar los productos y servicios según su grado de necesidad.

España, socio modesto

España es un socio modesto en el tablero económico de India. Ocupa el puesto 12 entre los inversores extranjeros. Y en la UE, es el séptimo socio comercial. Realizó importaciones del país asiático por valor de 3.552 millones, frente a unas exportaciones de solo 1.258 millones de euros. Y, sin embargo, en su breve gira europea, Modi ha incluido España.

Además, la semana pasada el Gobierno invitó a Delhi a un Grupo de medios españoles (entre ellos, EL PAÍS) para argumentar la necesidad de aumentar las relaciones entre ambos Estados. “España es una economía fuerte con un perfil interesante. Y tiene una fuerte presencia en América Latina”, señaló Rajender Kumar, de la oficina de relaciones exteriores. “India es una economía abierta, con el ambiente adecuado para que los empresarios españoles hagan negocios”, defiende.

Según FICCI, patronal con funciones de Cámara de Comercio, los sectores más interesantes para empresas españolas son defensa, energía renovable, tratamiento de agua, digitalización de ciudades e infraestructuras. En todos hay ya algunas firmas españolas (como Navantia, Gamesa o Talgo). Pero nada comparado con el nivel de interés que despierta entre los empresarios españoles China, EE UU o México. Las empresas españolas parecen dispuestas a escuchar. Pero India, con sus 29 Estados y sus 29 Gobiernos regionales, no es un mercado fácil.

“Hay momentos en los que hay que arriesgarse. Este es el momento de India. Si los empresarios entendieran de verdad la oportunidad que supone un mercado gigante como este, vendrían”, señala FICCI.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: