India duplica la baja por maternidad y obliga a las empresas a tener guarderías

Fuente. Internacional.elpais.com. 10/03/2017

El Parlamento de India ha aprobado una ley que duplicará el tiempo de baja por maternidad hasta las 26 semanas -ahora eran 12-, y que obligará a las empresas de más de 50 trabajadores a poner a disposición de sus empleados una guardería que puedan visitar al menos cuatro veces al día.

“La ley de maternidad supone un paso histórico y sitúa a India entre los países con mejor legislación para las madres”, ha asegurado la ministra para las Mujeres y los Niños, Maneka Gandhi. “Con 26 semanas para cuidar de los recién nacidos, tanto la madre como los niños estarán más sanos”, ha añadido en un vídeo difundido a través de la página de Facebook del Ministerio. Solo un 55% de las madres en India utilizan la leche materna para alimentar a sus hijos durante los primeros seis meses de vida. El porcentaje ronda el 70% y el 76% en Nepal y Sri Lanka respectivamente. Las autoridades de India han constatado una alta tasa de malnutrición en el país. India, ley, normativa, sociedades

“Las mujeres no deberían tener que elegir entre ser madre y su trabajo. La reforma de la ley de maternidad supone un punto de inflexión”, ha afirmado la directora de la Fundación para la Población de India, Poonam Muttreja.

Varios grupos de activistas han denunciado, sin embargo, que la mayoría de mujeres en India trabajan en la economía sumergida, lo que las deja en una situación precaria de desprotección y explotación laboral.

Entrevista a Ainhitze Bizkarralegorra Bravo, bilbaina afincada en India

“Desde el punto de vista occidental, a menudo nos topamos con situaciones ineficientes o ineficaces (o ambas). Se puede llegar a pensar que las cosas no salen. Pero salen. Se trata de tener muy claro tu objetivo, ser perseverante y llenarse de mucha paciencia” – Ainhitze

Ainhitze Bizkarralegorra

Ainhitze (izquierda) y Zuriñe (INDOLINK) en Delhi

Ainhitze Bizkarralegorra Bravo, nacida en Bilbao, hizo la maleta y se marchó a Bélgica en 1995 con el programa Erasmus. Después de terminar sus estudios de Derecho-Económico en Deusto, volvió a Bélgica para comenzar su trabajo en organismos Europeos. Hasta que en el 2002 cambio Bruselas por Nueva Delhi para trabajar en la Delegación de la Comisión Europea para la India. Lleva 7 años trabajando y viviendo en la India, país en el cual también ha comenzado una nueva etapa como madre. En la siguiente entrevista nos cuenta sus impresiones sobre el país.

¿Cuándo viniste a la India y qué te trajo aquí?

La primera vez vine en agosto de 2002 cuando me incorporé a la Delegación de la Comisión Europea en Nueva Delhi. En el 2005 regresé a Bruselas, para seguir trabajando allí para la CE.

En el 2009 inicié mi segunda etapa en la India. Esta vez iba a ser parte de mi paréntesis laboral después de quince años de trabajo internacional. También he sido madre recientemente.

Para la mayoría de la gente los organismos europeos son algo lejano y distante. ¿Cómo es trabajar para la Comisión Europea en India?

Si bien los organismos europeos como tal les queden más bien lejos, como también pasa en Europa (y esto sí que me parece grave), la idea de “Europa” o “the EU” (UE) o “the EC” (CE), a muchas empresas, instancias gubernamentales u ONGs indias les es más cercana. Y esto es lo realmente importante. Que sepan que existe una Europa que está dispuesta a ayudar o cooperar en campos de interés mutuo, como son la cooperación al desarrollo, investigación, medio ambiente o comercio.

El cualquier caso, trabajar para la Comisión Europea en la India, es bastante diferente a hacerlo desde la sede. Mientras que en Bruselas se trabaja sólo entre personal europeo, en la India, como en cualquier otro país con representación, la gran mayoría del personal es local, indio en este caso. Aunque sin lugar a dudas esto tiene grandes ventajas como a la hora de entender mejor el país, mayor credibilidad ante los suyos o la continuidad del servicio, también conlleva sus retos, internos y externos ya que los valores y maneras de trabajar no siempre coinciden. Read the rest of this entry »